Te proponemos un sencillo ejercicio para aclarar esa duda que te pasa por la cabeza cuando te toca vivir un gran momento

Te casas, tu hija hace la Primera Comunión, estás embarazada o acabas de tener tu primer bebé. Son momentos únicos en la vida. Y quieres tenerlos contigo para siempre.

Tener fotografías de los instantes especiales de tu vida es la mejor manera de convertirlos en eternos.

Y la primera duda que se te plantea es cómo hacer las fotos: “¿Las hago yo, ese primo que tan buena cámara se acaba de comprar o se las encargo a alguien?…”. “Con tanto móvil y tanta cámara que hay hoy por todos lados, para qué gastarme dinero en las fotos?”. “¿Y a quién se las podría pedir?”; “¿Quién sabría captar lo que quiero mejor que mi primo, que me conoce de toda la vida?”…

A buen seguro que éstas y otras preguntas te han asaltado al acercarse el gran día. Y si no han salido de tu cabeza, puede que de la boca de tu madre, tu prima o tu amiga.

Es natural. Las imágenes se han convertido en compañeras diarias de nuestra vida. Desde que nos levantamos hasta que vamos a dormir, las imágenes nos rodean. En la tele, en el móvil, en Internet…

Pero las fotos de tu boda o de tu niña vestida de Primera Comunión no son para verlas, deslizar el dedo sobre ellas y olvidarlas. Sabes que las fotografías de tus grandes momentos son para crear y contar tu historia y también la de los tuyos.

La lista de los pros y los contras 

Así que con tus dudas en la cabeza, puedes sentarte delante de un papel y ver los pros y los contras. ¿Hacemos juntos este sencillo ejercicio?. A ver…

Ventajas de encargar las fotos a mi primo:

  • No tengo que tirarme la tarde buscando en internet y perder otro día yendo a sus estudios para decidir fotógrafo. A mi primo lo conozco ya de sobra.

  • No le he de explicar nada. Sabe quiénes somos y lo que vamos a hacer. Con que esté allí dándole al botón de la cámara es suficiente.

  • Me ahorro una pasta. Se lo compenso a base de las gambas y los canapés del convite.

Ventajas de encargarle las fotos a un profesional:

  • Me pongo en manos de alguien que ya sabe y tiene experiencia. Gano confianza pues mi primo tiene toda la buena fe del mundo pero no se dedica a esto. 

  • No he de preocuparme por cuándo y cómo hacer las fotografías. Puedo estar tranquila y dedicarme a prepararme o atender a mi familia ese día, en vez de estar pendiente de que mi primo capte los momentos más importantes…

  • Sé que las imágenes van a salir bien. Firmo un contrato que me lo asegura y hay un equipo profesional detrás de la cámara respaldándolas. Así no tengo que “entender” que “la luz no era la adecuada” o que “alguien tocó la cámara y por eso salen borrosas”. Ni soportar las indirectas de mi cuñada sobre lo bien o mal que hemos salido en las fotos…

  • También sé cuándo y cómo voy a tener mi reportaje de fotos. No he de esperar un año a que mi primo las descargue de la cámara y puedo tenerlas conmigo enseguida.

La importancia de saber quién te acompaña

post- che y javi -web-3893

En principio, las opciones que deja este pequeño ejercicio parecen claras. Pero elegir a un fotógrafo, por supuesto, tiene sus “peros”: elegirlo y pagarle.

Respecto a elegirlo, lleva su tiempo. Es cierto. Y es una decisión importante. Pues no le vas a confiar a cualquiera las fotos de tu vida. Y ese pequeño esfuerzo bien se lo merece tu familia y tú misma…

En cuanto al pago, las imágenes que sacan lo mejor de tí, que te transportan a ese gran día, a lo que viviste y sentiste, que te van a acompañar por siempre a tí y a los tuyos por supuesto que tienen un valor, probablemente muy superior a su precioPues las fotografías tienen el poder de hacerte revivir lo importante de la vida. Y eso no hay dinero en el mundo que lo pague.

Por supuesto, eres tú quien decide quién te acompaña en tu camino. Nadie como tú sabe qué quiere y qué necesita. Y qué deseas que las fotos digan de tí. Lo que un profesional puede crear…o lo que diga tu primo!.

Franleonardo Somos una pareja de fotógrafos apasionados por el reportaje social. Tranquilidad. Confianza. Profesionalidad. Lo que necesitas. Con un precio justo y un gran valor. ¿Hablamos?
Compartir te hace aún más grande
Share on FacebookEmail this to someonePrint this page